Sexo

¿Se puede ser feliz sin sexo?

Para responder a una pregunta tan compleja como esta, hay que ser claros en que se debe partir del deseo sexual que cada persona experimenta en su vida cotidiana, ya que en realidad no existe un mínimo o máximo de encuentros sexuales para determinar que una persona se ubica dentro del umbral correcto o no como en mzansi.porn. En ese orden de ideas, hay que tener muy en cuenta que el deseo sexual es el factor determinante para que se puedan obtener los resultados deseados en relación con la respuesta si es posible vivir y ser feliz sin sexo.

Encontrar felicidad más allá de las relaciones sexuales

Para ser claros y directos desde el primer momento, las observaciones e investigaciones han demostrado que en caso que una persona no presente deseo sexual va a poder vivir una vida en abstinencia y ser feliz, motivo por el que no habría ninguna clase de inconveniente con un estilo de vida como el que se describe. Pese a lo anterior, hay que recordar que si una persona sí cuenta con un deseo sexual alto y no puede satisfacer estos intereses con encuentros sexuales, la conclusión a la que se debe llegar es que su vida sexual no es satisfactoria por cualquier tipo de razón y en ese sentido, los expertos en el tema lo que sugieren es que se equilibre esta carencia con una alimentación que sea saludable, sin azúcares, sin café y con mucho ejercicio para que la carga que se retiene pueda ser liberada.

De esta manera, al pensar en que hay un desajuste entre el deseo sexual y la actividad sexual de una persona, la conclusión es que va a resultar muy complejo poder ser feliz y sexo, aunque por supuesto es posible. De todos modos, lo que se suele mencionar al respecto es que esta es una manera de limitar las emociones y sensaciones.

Algunas de las consecuencias que se han podido identificar ante esta clase de situación son:

  • Debilita el sistema inmunológico – Con la práctica del sexo se cuenta con uno de los mejores ejercicios a nivel cardiovascular, así que se promueve la producción de anticuerpos.

  • La persona se hace más irascible – Las hormonas que se encuentran relacionadas tanto con el sexo como con las respuestas a nivel emocional, van a encontrarse afectadas por este desajuste y esta puede ser una de las consecuencias del anterior.

  • Reduce la concentración – Al momento de tomar decisiones importantes, al igual que la capacidad de la memoria se encuentran relacionadas con la frecuencia de los encuentros sexuales.

  • Favorece el estrés – El sexo es un mecanismo para reducir el estrés y la falta del mismo hace que se favorezcan las condiciones para el estrés.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *